Peter Hujar | Revelación, misterio, ferocidad y calma

Con una sensibilidad especial hacia el retrato, su trabajo se desarrolló entre las décadas de los cincuenta y setenta con una atención destacada hacia los movimientos sociales y de liberación homosexual. El azote del sida en los ochenta, enfermedad que él mismo padeció, también fue objeto de su mirada.

© Peter Hujar

Peter Hujar no fue un fotógrafo de éxito, aunque su huella quedó patente en otros fotógrafos como Nan Goldin o Robert Mapplethorpe. En vida, publicó tan sólo un libro de fotografías ‘Portraits in Life and Death’ (Retratos de Vida y Muerte). Hujar está considerado hoy uno de los artistas más personales de su generación. Sus retratos combinan revelación y misterio, ferocidad y calma en modos que a veces resultan familiares. Su obra no puede valorarse sólo por lo que deja ver, sino también por lo que parece mostrar. Su carrera se debatió entre la búsqueda por lograr un reconocimiento en el mundo de la moda de las revistas, como habían logrado artistas por él admirados como Irving Penn o Richard Avedon y su lado más creativo y solitario, que recreaba el Nueva York más intelectual por él conocido y admirado. Lo que movía a Hujar era la chispa del encuentro y el intercambio entre el artista y el otro. Sus imágenes trasmiten serenidad y otorgan gravedad al objeto de su atención al pausar el acelerado paso del tiempo y erigirse en un momento eterno.

© Peter Hujar

ENG: Hujar, who died of AIDS in 1987, left behind a complex and profound body of photographs. He was a leading figure in the group of artists, musicians, writers, and performers at the forefront of the cultural scene in downtown New York in the 1970s and early ’80s, and was enormously admired for his completely uncompromising attitude towards work and life. He was a consummate technician, and his portraits of people, animals, and landscapes, with their exquisite black-and-white tonalities, were extremely influential. Highly emotional yet stripped of excess, Hujar’s photographs are always beautiful, although rarely in a conventional way. His extraordinary first book, Portraits in Life and Death, with an introduction by Susan Sontag, was published in 1976, but his “difficult” personality and refusal to pander to the marketplace ensured that it was his last publication during his lifetime.

© Peter Hujar

 

© Peter Hujar

 

© Peter Hujar
Anuncios