Apple reconoce que ralentiza intencionadamente el rendimiento de sus iPhones más antiguos

Con la salida al mercado de los últimos iPhone de Apple muchos dueños de modelos antiguos se quejaron de que sus teléfonos comenzaban a funcionar peor. Tras muchos comentarios en redes sociales y foros sobre cómo los iPhones iban más lentos, ahora la propia compañía ha reconocido que, efectivamente, está ralentizando el rendimiento de teléfonos antiguos.

En concreto, Apple ha explicado que desde el año pasado comenzaron a reducir el rendimiento de los iPhone 6, 6S, y SE que tuvieran una batería con baja capacidad con el objetivo de evitar que se apaguen inesperadamente, lo que sirve para proteger el resto de componentes del dispositivo.

Esta actualización que llegó a partir de la actualización 10.2 de iOS, también se ha ampliado en iOS 11.2 para abarcar también a los iPhone 7 cuando llevaban un año en el mercado, ya que el lanzamiento de esta actualización del sistema operativo llegó cuando ya se podían comprar los iPhone 8 y X.

Apple ha explicado a The Verge que reduce la frecuencia de la CPU en aquellos terminales en los que determina que la batería cuenta con un cierto nivel de degradación. Sin embargo, no ha determinado a partir de qué umbral se sucede este bajón de rendimiento.

En el comunicado, Apple explica que su “objetivo es ofrecer la mejor experiencia para los clientes, que incluye el rendimiento general y la prolongación de la vida útil de sus dispositivos. Las baterías de iones de litio son menos capaces de suministrar las demandas de corriente máxima cuando están en bajas temperaturas, tienen una carga baja de la batería o envejecen con el tiempo, lo que puede provocar que el dispositivo se apague inesperadamente para proteger sus componentes electrónicos”.

La bajada de rendimiento en los dispositivos ha sido corroborada por varios usuarios de Reddit y redes sociales que han subido capturas de bancos de pruebas en los que se puede observar cómo la CPU de los teléfonos varía en función de si la batería es nueva o antigua.

De momento, la única alternativa que le queda a los usuarios para evitar esta bajada en el rendimiento de sus teléfonos es proceder al cambio de batería -que se puede hacer en las Apple Store- para que el smartphone vuelva a ir tan rápido como cuando fue comprado. (Fuente: Chema Flores)

 

Anuncios