Melchor Bocanegra | La imagen como propósito y último fin

Para Melchor Bocanegra los jóvenes se han convertido en autómatas: máquinas que imitan la forma de moverse de un ser animado, pero que por dentro se encuentran vacíos. El tema central de su obra es el posmodernismo, y lo refleja a través de sus modelos, la mayoría jóvenes. Bocanegra es un artista mexicano quien actualmente reside en Salamanca, Guanajuato. Es diseñador digital y cursó estudios en medios audiovisuales, además de tomar cursos de fotografía digital y análoga, y softwares de diseño. Las fotografías reflejan su multidisciplinariedad, algunas de ellas combinadas con una técnica de ilustración digital, otras donde el montaje predomina y, en algunos casos, unas más reflejan una naturalidad impresionante, todas dejando ver su técnica fotográfica profesional.

ruth

Para él es importante generar imágenes enérgicas, en algunos casos, serias pero en otros, intenta mostrar totalmente lo contrario. En otras de sus series toca el tema de la institucionalización y cómo nos acostumbramos a un estímulo repetido, que da como resultado una respuesta cada vez menos intensa, hasta que ya no sabemos si la reacción ante un suceso es un impulso o el cumplimiento de una expectativa social. El trabajo de Melchor Bocanegra utiliza imágenes que en una lectura superficial podrían parecer divertidas, pero en realidad plasman y denuncian, como diría Gilles Lipovetsky: “una sociedad que consiguió neutralizar en la apatía aquello en que se funda: el cambio”. Además de tener un nombre de lo más pintoresco, cosa que nos fascina, Melchor Bocanegra nos ha conquistado con su serie “Pink Ladies” en la que retrata personajes en un tono rosa-pastel-podridillo maravilloso. En ella podemos ver una nueva modalidad de bisuta barata muy de pescadería, a mujeres pintadas como una puerta e incluso a una especie de virgen llorando algo que se asemeja bastante a la leche. Ya sabéis con cual de los tres Reyes Magos nos quedamos, ¿verdad?

ENG: Mexican photographer Melchor Bocanegra has captured a stunning series of photographs, entitled Pink Ladies. The photographer has captured his models in bizarre poses, blending superficial expressions like fake tears with playful colors, especially the dominant pink Bocanegra’s figures have a sense of meaningless on their faces, even despair in some cases, that the fancy jewellery, clothes and makeup can’t hide. Idealized femininity gets under the microscope here in what firstly appears to be fun compositions, although they carefully hide a sense of passive frustration that emerges through every model.
“I always work with portrait and I really like to mix feelings of isolation and melancholy with colorful and friendly aesthetics. I use simple compositions, trying to focus on the expression and emotion of the character. I could say that I try to create portraits with a passive/aggressive hidden sadness,” Bocanegra explained in a statement provided to Beautiful/Decay.

Anuncios