PSYCHIC TV/PTV3 | Combatiendo el adormecimiento conformista

Su evolución musical, cada vez más tradicionalmente articulada, es sin duda la vertiente más exportable de su ontología experimental

Cuando los miembros de Throbbing Gristle anunciaron en 1981 que su “misión había tocado a su fin”, todos ellos sabían el camino que iban a recorrer. Por un lado, Chris Carter y Cosey Fanni Tutti iniciarían una brillante andadura vital que llega hasta nuestros días. Por otro, Genesis P-Orridge y Peter Christopherson parirían una banda icónica por la que pasarían, entre miembros y colaboradores, decenas de figuras de la música y el arte del cambio de siglo como John Balance, Alex Ferguson, David Tibet, Marc Almond o Derek Jarman. Si bien TG fueron y serán reconocidos de forma unánime como precursores de la música industrial o post-industrial si se le ofrece a la etiqueta una perspectiva histórica, junto con otras bandas de la gris Inglaterra thatcheriana, tanto Chris and Cosey como Psychic TV adoptaron, con el cambio de década, un enfoque compositivo muy distinto. No obstante, los pilares filosóficos insurgentes del género industrial seguirían cimentando en parte las letras de ambos grupos. La enorme calidad, intensidad y potencia de una banda, y un líder, que muere y renace con la facilidad de los grandes. Una banda que es parte de la historia real de la música moderna. Amar a Psychic TV es amar la música, la diversidad y la subversión que hace que nos sintamos vivos. Los caminos de genesis p-orridge son inescrutables.

Es difícil enmarcar en un género o etiquetar a estas alturas una banda tan decisiva para el devenir de la música moderna como Psychic TV. No se debe olvidar que la primera canción que grabaron fue “Just Drifting” del Force the Hand of Chance, cercana a Reed, que Genesis dedica a su hija Caresse. Pero en ese mismo primer LP incluyen “Ov Power”, que destila post-punk por todos los poros, o “Terminus-Xtul”, un spoken-word minimalista acompañado de una guitarra que repite insistentemente la misma melodía “bluesera”.