Fotografías de un mundo onírico by Jennifer B. Hudson

La producción de Jennifer B. Hudson se encuadra dentro de una tipología fotográfica que recupera elementos del surrealismo. El medio digital y su interminable abanico de posibilidades, ofrecen a esta artista las herramientas necesarias para envolvernos en un mundo extraño, silencioso y onírico. Un ecosistema visual donde afloran sentimientos de vulnerabilidad y soledad en un trayecto tierno y precioso al lado oscuro del ser humano. De hecho, así es como esta joven americana define su trabajo: “me interesa la fragilidad del hombre, el dolor, el tiempo de convalecencia”. Fotografías engendradas de modo empático y casi irracional. “Me provoca curiosidad ver cómo sobreviven las relaciones, cómo se disuelven, cómo ama la gente y cómo se expresa el amor. Me interesa el momento en el que las personas se deshacen, e impregnar con todo ello mi obra”.

7dcc860a617448c33253f23ac21b8e38
Hay varios niveles de análisis en las propuestas de Hudson. Uno de ellos es el uso de objetos insignificantes, obsoletos o desechados que “se aferran a la vida del que los ama” y que ella humaniza “ofreciéndoles una segunda oportunidad, una resurrección”. De este modo, insiste desde su estudio en Boston, “el esqueleto de toda mi trayectoria es la creencia en la salvación: la resurrección, la redención y la reconciliación con la muerte”. A esto se suman los espacios donde se sitúan los personajes retratados: lugares transformados en santuarios solemnes, pero al tiempo estériles, fríos y herméticos.

jenn-hudson-born-again3-final

ABOUT THE HUMAN EXPERIENCE

Jennifer Hudson grew up in a spiritual and conservative home in rural Texas where she cultivated her curiosity and imagination. Experimenting with her artwork by offering insight and awareness about intensely personal experiences, she developed delicate “inventions”. These creations carefully allow environments and characters in her works to speak deeply about the human experience.
Baptism is a body of work that explores a young woman’s spiritual reincarnation. Hudson states: “We bear witness to her heartfelt journey of guilt and transgression …” Hudson’s ability to plumb the utilization of the forgotten, discarded and mechanical … is soulful, eerie, and quiet. Through careful posing and placement of her subject, her work connects with the subconscious in subtle and sometimes disturbing ways.

8d25cf53c1e058288b44c281cff909b4

jenn-hudson-surrender2-final

www.jenniferhudsonfineart.com

Anuncios