¿Qué significa lo «KAFKIANO» usado como adjetivo?

LA DESPERSONALIZACIÓN, LA BUROCRACIA SIN SENTIDO Y EL INDIVIDUO AHOGADO EN LA BUROCRACIA FORMAN ALGUNAS DE LAS ARISTAS DE LO «KAFKIANO», UN ADJETIVO QUE DICE MUCHO DEL PRESENTE

¿A qué nos referimos exactamente cuando decimos que una situación es «kafkiana»? La referencia al narrador checo Franz Kafka ha entrado en el lenguaje popular y se utiliza muchas veces de manera indistinta para referirse a algo que provoca estupor, impotencia, y que está vagamente asociado con lo absurdo.

Una definición más precisa de lo kafkiano es la que da el escritor Noah Tavlin en esta animación producida por TedEd, donde lo kafkiano se explica a partir de narraciones como El proceso, Un artista del hambre, La metamorfosis y Poseidón; el argumento de Tavlin es que Kafka, como empleado de una compañía de seguros, conoció a fondo los instersticios de la burocracia y que lo kafkiano se refiere a dichos «laberintos», que tienen un efecto trágico y cómico a la vez.

Un ejemplo es el relato Poseidón, donde el mítico dios griego de los océanos se nos presenta como un ejecutivo ahogado entre papeles, incapaz de salir a conocer sus dominios ya que «no está dispuesto a delegar nada de trabajo… pues cree que todos son incompetentes para la tarea. El Poseidón de Kafka es prisionero de su propio ego».

Como ocurre con otros autores que entran a la categoría de «clásicos» (esos de los que se habla más de lo que se les lee) Kafka rejuvenece cada vez que nos acercamos a su obra, ya que a pesar de que muchos relatos suyos están a punto de cumplir un siglo de haber sido creados el mundo actual nos da numerosas situaciones de alegre desesperación, de impotente esperanza, en fin, situaciones kafkianas por derecho propio.