¿Qué vamos a comer en 2016?

  1. Las verduras

Los productos ecológicos llevan ya muchos años entre nosotros, pero es ahora cuando amenazan con convertirse en algo más que la opción de una pequeña minoría. «La gente está muy preocupada por el cómo se procesan los alimentos y busca menos aditivos, menos conservantes, y menos pesticidas», dice Jordi Borell, responsable de Innova Market Insight para el sur de Europa. Las grandes multinacionales del sector se han dado cuenta y han empezado a actuar en consecuencia.

Flexitarianos-veganos-que-comen-carne

  1. Flexitarianos o los vegetarianos que comen carne

Hay quien se refugia en lo ecológico y hay quien opta por hacerse vegano. Pero también aumenta el número de flexitarianos, que son aquellos dispuestos a seguir (casi siempre) una dieta de inspiración vegetariana. Es decir, que si un día hay que comerse una hamburguesa o un bocadillo de jamón, pues tampoco pasa nada. Aunque parezca contradictorio, por un lado aumenta la presencia de verduras en la dieta (incluso en zumos o yogures, según Jordi Borell) y por el otro, en el momento de consumir carne, se es más selectivo. Empresas como Valles del Esla, Petra Mora o las importadoras de wagyu japonés llevan tiempo apostando por la carne de alta calidad.

  1. Productos de proximidad

Juanma Agrela, responsable del blog Gastrohunter Granada, reconoce que las tendencias llegan a su ciudad con cierto retraso, pero tiene claro que la demanda de platos tradicionales y elaboraciones artesanas no deja de crecer: «Quesos, dulces, mermeladas, mieles… Muchos restaurantes trabajan directamente con los productores y les apoyan en la recuperación de variedades autóctonas casi perdidas».  Según Innova Market Insight, la industria alimentaria también ha optado por acercar a productores y consumidores colocando, por ejemplo, la foto de un agricultor en una bolsa de patatas o en una botella de vino.

  1. Sostenibilidad, conciencia, humanidad y el medio ambiente

El histórico acuerdo de la Cumbre de París parece indicar que, de una vez por todas, los líderes mundiales empiezan a tomarse el cambio climático en serio. Y no son los únicos. Frinsa es la conservera preferida por Greenpeace gracias a su código de sostenibilidad y además ha financiado la producción de un documental ecologista. Ángel León (Aponiente) lleva años cocinando con pescado de descarte y Diego Gallegos (Sollo) ha integrado el factor medioambiental en el ADN de sus platos. Oceana, además, logró que 20 de los chefs más prestigiosos del mundo se comprometieran con la campaña Save the Oceans: Feed the World. Y hasta el Papa Francisco ha llamado por teléfono a Carlo Petrini, fundador de Slow Food, para mostrarle apoyo.

  1. ¿Todo el turismo es gastronómico? “El turismo, sin gastronomía, no es más que un recorrido apresurado”

Conscientes de que hay que ofrecer algo más que sol y playa, o algo más que vino y tapa, las empresas del sector turístico y de la alimentación han decidido encontrarse a mitad de camino para enriquecerse mutuamente y combinar el ocio con la gastronomía.

Más allá de un restaurante con estrella Michelin o de la clásica visita a una gran bodega, la oferta no deja de crecer: agencias de turismo que ofrecen tours gastronómicos urbanos, rutas temáticas alrededor de productos como el atún, el aceite de oliva o el champiñón, particulares que sirven comidas en el salón de su casa…

Post_Alimentaria

Alimentaria 2016

La próxima edición de Alimentaria, que se celebrará este mes de abril en Fira de Barcelona, albergará The Alimentaria Hub, un espacio estratégico para el fomento de la innovación, la colaboración empresarial, la competitividad y la difusión de conocimiento del sector alimentario.

Las actividades que albergará The Alimentaria Hub se organizarán alrededor de seis ejes temáticos: distribución y retail, RSC, internacionalización, I+D+i y marcas, nutrición y marketing y comunicación. Así, habrá lanzamientos de nuevos productos y se realizarán congresos, ponencias y análisis de tendencias de consumo. Además, incluirá un centro de reuniones de negocio y oportunidades de exportación y emprendimiento para fomentar el networking.

The Food Factory volverá a ser uno de los grandes atractivos de The Alimentaria Hub y el lugar de encuentro entre startups tecnológicas del sector agroalimentario y Business Angels con capacidad de inversión en proyectos con potencial de desarrollo. En 2016, el programa se reforzará gracias a la colaboración con Reimagine Food, un observatorio internacional de nuevas empresas del sector agroalimentario que tiene como objetivo identificar propuestas disruptivas para el mercado de la alimentación y las bebidas y ponerlas en contacto con inversores clave de la industria.

Por su parte, Innoval reunirá las últimas innovaciones y tendencias del sector, exponiendo más de 300 productos alimentarios novedosos. Además los Premios Innoval reconocerán nuevamente el compromiso de la industria alimentaria con la calidad y la capacidad de adaptación a las demandas del consumidor. Por su parte, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) organizará el VII Encuentro de Innovación y Tecnología Alimentaria, mientras que la consultora Innova Market Insights estará al frente de la sesión Top Ten Trends, en la que se presentarán una selección de 10 tendencias mundiales que están marcando el paso en la industria de la alimentación.