10 sitios dónde tomar vermut en Palma

En gastronomía la cosa va de «revivals». Y con las bebidas lo hemos visto claramente: primero fue la vuelta y locura por los gin-tonics, luego el vodka tónica y ahora asoma el cubata de toda la vida, pero venido arriba; aromatizado, con canela o mezcla de esencias… En cambio, si algo muy español (no queremos discutir con los franceses) ha vuelto al escenario es claramente el vermut.

 1. Mediterrani Avingudes ()

Decorado con simplicidad y exquisitez, este espacio se deja querer. En el interior, mucha calma, mesas de madera comunitarias, sillas vintage y una terraza interior que abren cuando hace bueno. Es imposible no dejarse seducir por la comida, por su atmósfera y por su amplia selección de vermuts con más de siete referencias.

2. Bar Rita (

Ambiente ecléctico, creatividad y calidez, que combina a la perfección con una iluminación íntima y platos elaborados con sencillez. Disponen de una fantástica terraza donde relajarse y disfrutar del vermuteo en el casco antiguo. Aquí puedes tomar vermut Montseta o el Miró rojo, el auténtico vermut de Reus, y maridarlo con alguna de sus tapa caseras. La copa te sale a 2,50 euros.

3. Sa Llum Bar Kitchen ()

Este delicioso y familiar bar-kitchen trata muy bien las carnes a la brasa como la entraña o la picaña y sirven patatas fritas con entidad propia. El sitio es muy cómodo e invita a relajarse y vermutear con amigos y el vermut te sale a 2,50 euros.

4. Vinostrum vinoteca (Fábrica, 45)

En esta vinoteca ofrecen una variada selección de productos Espinaler como su vermut a granel y una selección de conservas gourmet, además tienen El Bandarra otro vermut a granel que  parte de un vino de Macabeo y Xarel·lo de las fincas Martí Serdà del Alt Penedès. Lo sirven con dos cubitos de hielo y sus aceitunas y la copa te sale por 2 euros. De su tienda también puedes comprar vermut Espinaler reserva, Muntaner y otro como el “Vermouth Mallorca” 100 % Monastrell.


5. La Casa Vasca “Es Molí des Pou”(

La Casa Vasca ofrece un ambiente clásico y acogedor que combina a la perfección con la tradición de su cocina que se basa en ingredientes de primera calidad. Aquí también se puede disfrutar del vermuteo con el vermut de las bodegas Martínez Lacuesta. Lo elaboran con angostura, campari y gin y te sale por 3.50 euros.

6. Temporaneo ()

Al lado de La Casa Vasca se encuentra Temporaneo. Ofrecen vermut Pratti y una tapa con vermut sale por 2 euros. ¿Qué deberías picar en Tempoaneo?  Pues tapas a l’italiana, como dicen ellos, la focaccia o la piadina están riquísimas.

7. La Golondrina ()

Otra parada para tomar un vermut podría ser La Golondrina. Un local a dos plantas con una coqueta terraza ideal para picotear delicias veganas y disfrutar de un vermut Muntaner en buena compañía de amigos. El vermut Muntaner es un producto de las Destilerias Antonio Nadal que empezó hace pocos meses a producir el único vermut ‘made in’ Mallorca, bajo en nombre de Muntaner.

 

8. La Rosa (

Otra vermutería muy concurrida donde encontraréis todo tipo de acompañamientos del vermut y delicias como la Escalibada de verduras con bonito del Norte laminado o los berberechos al vapor, ostras y otros manjares de la mar. La tortilla española también esta bonísima. Tienen unas 15 referencias de vermut y también vermut de grifo por 2,20 euros. Una parada muy adecuada después de un paseo por el centro de Palma.

 9. Bar Flexas ()

En el céntrico barrio de Sa Gerreria, Bar Flexas sería el lugar idóneo para tomar un vermut por su auténtica atmósfera de una tasca con música de los ochenta, suelo hidráulico y raciones de las de verdad -tortilla de camarones, croquetas de espinacas-. Su decoración entre lo retro y lo hortera te hace sentir como en una película de David Lynch.

 Los clásicos de toda la vida en el Mercat de Santa Catalina

thumb-gen.php
Ca’n Joan Frau

10. Ca´n Joan Frau ()

Otro ambiente que merece la pena saborear es del mercado de Santa Catalina y más concretamente del bar más antiguo “Joan Frau” ubicado dentro del mercado. Ofrece excelentes tapas mallorquinas por poco dinero y disfrutar de un vermut aquí sería una experiencia única.