Los Oficios Terrestres os proponen el fondo de Consonni, productora de arte contemporáneo de Bilbao

En el mes de abril celebramos el Día del Libro, el día 23, exactamente, para quienes vivan sin saberlo. De entre las muchas cosas interesantes que encontraréis en los puestos de las librerías palmesanas, Los Oficios Terrestres (Joan Miró, 62. Palma. Tel. 971 73 06 08) os proponen el fondo de Consonni, productora de arte contemporáneo de Bilbao que, además, publica libros sobre arte, producción y tecnologías desde una perspectiva de género.

portada_RemediosZafra       portada peio.consonni

Entre sus títulos, destaca Ojos y capital, de Remedios Zafra, escritora y profesora de Arte y Cultura Digital en la Universidad de Sevilla. Se trata de un ensayo sobre el presente y la cultura-red que se pregunta por la identidad a través de la visualidad y la economía. Ojos y Capital sugiere que el sistema se pervierte poniendo en juego dos ganancias sustanciales: el poder sobre la gestión tecnológica de la visibilidad como garantía de existencia y valor; y la implicación en lo que entregamos en las redes, de manera más o menos consciente, contribuyendo a nuevas formas de dominación y colonización de la mirada. Zafra pone de manifiesto el espejismo de una cultura-red donde la máquina y sus dispositivos se nos han hecho “invisibles” por su cotidianidad y exceso. Urge entender al sujeto, que vive con el riesgo de que dicho exceso opere como forma de apagamiento de la conciencia.

Otro de los títulos que nos ofrece Consonni es La línea de producción de la crítica, de Peio Aguirre. En este ensayo, el autor analiza cuáles son las condiciones de producción de la actividad de la crítica. ¿Cuál su función? ¿De qué modo escribir crítica de arte cuando ya no existe la distancia crítica? Éstas y otras preguntas subyacen en este ensayo que expone a la crítica dentro de la cadena de montaje del mercado, la industria cultural/editorial, la academia y los medios de comunicación. La crítica sobrevive hoy bajo al mandato de la rentabilidad y la publicidad olvidando sus antaño elevados objetivos transformadores.
Fuente: www.consonni.org